Provinciales

Denuncian que joven de 15 años fue abusada por un guardavidas en un natatorio municipal fueguino

ABUSO-TIERRA DEL FUEGO

Una joven de 15 años denunció haber sido abusada sexualmente por un guardavidas en el polideportivo municipal de la ciudad fueguina de Río Grande, según confirmaron hoy a Télam distintas fuentes vinculadas al caso.
La denuncia fue realizada por la madre de la menor ante la Comisaría de Género y Familia, y ya dio lugar a una causa penal que se tramita ante el Juzgado de Instrucción Nº2 de Río Grande, a cargo del juez Raúl Sahade, señalaron las fuentes.
La adolescente contó que el último sábado, después de haber participado de un torneo de natación, salió de la pileta para ayudar a una compañera que había sufrido calambres y se sentía descompuesta.
Dijo que en ese momento, el guardavidas se acercó y les pidió que lo acompañaran para darle azúcar a la joven que se sentía mal.
De acuerdo a la denuncia, ya en un cuarto privado, el hombre mandó a la chica descompuesta a bañarse “para que se descontracturara” y se quedó solo con la supuesta víctima.
“Vos también tenés que estirar porque nadaste mucho”, le dijo entonces el guardavidas según la denuncia, y posteriormente “se le colocó detrás”, “comenzó a masajearle la espalda” hasta que la giró “y comenzó a besarla en la boca, al tiempo que le decía: “te gustó, porque vos sos re linda y encima nadás bien”, sostiene el documento oficial al que accedió Télam.
Después agrega que la chica “logró zafar de la situación” y se dirigió hacia los vestuarios donde, entre lágrimas, le contó lo ocurrido a otras compañeras quienes le aconsejaron denunciar el hecho ante las autoridades.
La madre de la menor, cuya identidad se reserva, le confirmó a Télam la existencia de la denuncia y contó que “cuando confrontó al guardavidas por lo sucedido, fue agredida por esta misma persona”.
“No quiero dar detalles para resguardar a mi hija, pero este hombre tiene que pagar por lo que hizo. Nos arruinó la vida”, sostuvo la mujer.
Por su parte fuentes del municipio informaron a Télam que aún no se tomaron medidas respecto del guardavidas que trabaja como contratado de la municipalidad.
“Todavía no tengo información sobre lo acontecido y por eso no hemos tomado ninguna decisión. En cuanto nos interioricemos del caso, actuaremos y lo daremos a conocer”, señaló a Télam Matías Runín, director del natatorio municipal.
Aunque sin precisiones, Runín fue el único funcionario de Río Grande que se refirió a la denuncia, ya que hasta el momento solo se conoció una comunicación de la Agencia Municipal de Deportes, señalando que un sector del natatorio permanecerá cerrado “por reparaciones en el equipo de calefacción”.